Por qué tengo mi teléfono siempre en silencio (y por qué creo que deberías hacerlo tú también)

Mi teléfono está siempre en silencio. Nada de avisos sonoros. Nada de vibraciones. Silencio total. ¿Raro, verdad? En la actualidad, parece que los teléfonos móviles han inundado nuestro mundo, tienen que estar en todo momento preparados y avisándonos de todo lo que sucede. Yo, la verdad, prefiero que no me moleste. El teléfono móvil es una herramienta para mejorar mi vida, no algo que tenga que interrumpirme a cada momento.

Tener el teléfono móvil en silencio

Por qué tengo mi teléfono siempre en silencio

¿Por qué tengo mi teléfono siempre en silencio? Básicamente, para ahorrarme interrupciones y distracciones. Creo que es fundamental que seamos nosotros mismos quienes marquemos nuestro ritmo del día a día. Si tenemos claro que debemos hacer lo importante según nuestros objetivos, pasamos a dejar de lado la relativa importancia de las notificaciones y las llamadas.

Seguramente hay dos motivos principales:

Y tres consecuencias directas:

  • Mi vida la marco yo, no lo que digan mis aplicaciones, mis correos o mis compañeros; no me gusta que mi teléfono transmita lo que no quiero transmitir
  • Mi concentración es mucho mayor si no tengo nada que vaya molestando sobre la mesa.
  • Indiscutiblemente, soy más productivo.

¿Y las cosas urgentes?

Es una pregunta muy típica en estos casos: ¿y las cosas urgentes? Pero mi pregunta va más bien en otro sentido: ¿qué cosas urgentes? ¿realmente son importantes?

En mi caso, solamente dejo el teléfono en vibración cuando sé que voy a recibir algo urgente e importante: si estoy esperando una llamada que quiero coger, si estoy esperando que una persona me diga algo en ese mismo momento, o cosas por el estilo. Y solamente en vibración, no recuerdo para nada qué tono tienen las llamadas de mi teléfono.

¿Cuál es la diferencia entre urgente e importante?

Teléfono móvil

Por qué deberías hacerlo tu también

Creo que ya he dado suficientes motivos hasta ahora, pero no me gustaría acabar sin una recomendación: ¡pruébalo! Quizá tu caso será muy distinto al mío y no te servirá, pero la verdad es que intentarlo como mínimo durante unos días o unas semanas te permitirá ver todas las ventajas e inconvenientes que puede tener en tu vida. ¡Estoy (casi) seguro que encontrarás muchos más beneficios que desventajas!

Mi experiencia me dice que sí, se nos pueden pasar cosas urgente e importante que no teníamos previstas, pero tras años haciéndolo, solamente recuerdo que me haya pasado un par de veces. ¡Merece la pena la reducción de interrupciones!

Imágenes | Freimut, Jonas Tana

Posted in Desarrollo personal and tagged .