Aprovechar el tiempo cuando otros no lo aprovechan

Hoy estamos a 25 de septiembre. Como ya comenté, todavía no sé cuando se publicará este artículo, ya que en general trabajo con mucha antelación, de forma que puedo ir publicando con tranquilidad los temas que quiero comentar. Muchas veces no publico temas directamente de actualidad, así que puedo estar mucho más tranquilo sabiendo que tengo artículos preparados para haceros llegar. Si te interesa saber cómo me organizo, hace un par de semanas comenté el plan de publicación de mi blog

Aprovechar el tiempo en los momentos en que nadie lo aprovecha

Aprovechar el tiempo cuando otros no lo aprovechan

Es una tarde de viernes y estoy en el tren dirección a Figueres, así que tengo un poco más de hora y media de viaje. Observando a mi alrededor veo gente charlando, muchísimos con el móvil, otros echando una cabezada o viendo una serie en su tableta. Sin embargo, veo poca gente trabajando para acercarse a sus objetivos.

Desde hace ya bastante tiempo he aprendido a aprovechar cualquier momento para seguir con mi día a día productivo. El tren, en momentos de espera entre clase y clase, antes de una reunión que empieza tarde. Todo momento es bueno para aprovechar el tiempo, y en muchas ocasiones el resto de personas no lo hacen.

Evidentemente, si aprovechamos cualquier momento para avanzar en nuestra vida productiva puede ser que nos encontremos gente que nos mire raro, algunos incluso no entenderán por qué motivo debemos trabajar si solamente faltan cinco minutos para la reunión. Pero si realmente somos conscientes de nuestra actividad diaria, habremos detectado que esos cinco o diez minutos pasan muchas veces a lo largo de un día, y que eso son muchas horas a lo largo de la semana.

Persigue tus objetivos en cualquier momento, aunque parezcan inviables

Perseguir nuestros objetivos en cualquier momento

Si realmente tenemos claro dónde queremos llegar y con qué actividades estamos comprometidos, cualquier momento es bueno para perseguir nuestros objetivos. Por mi parte uno de esos momentos es el viaje de tren que tengo que hacer cada día de Granollers a Barcelona y viceversa. Dicho viaje es de casi tres cuartos de hora en tren, sumado a otro cuarto de hora de metro y andar.

Es por ese motivo que muchos de mis proyectos personales han sido desarrollados (y, de hecho, siguen siendo desarrollados) en el tren. Como ya te dije, hoy ya llevo tres artículos redactados, así que es fácil intuir que una buena parte de mis artículos de este blog han sido escritos en un tren. Y no solamente eso, a lo largo de las últimas semanas he estado preparando un nuevo proyecto sobre el cual os podré contar más adelante.

¿Y tú? ¿Qué objetivos persigues en momentos en los qué no hay casi nadie aprovechando el tiempo?

Imágenes | Laura Agustí, James Jordan

Publicado en Organización Personal y etiquetado .