Multitarea, ¿es buena o mala? ¿cómo gestionarla?

La multitarea es un tema que va saliendo de forma recurrente en mis artículos, pero que nunca había dedicado un artículo entero a hablar de ella. Ha llegado el momento.

La multitarea es improductiva

Qué significa hacer multitarea

Hacer multitarea significa, como el propio nombre indica, hacer múltiples tareas. Nada más, así de sencillo.

Algunos dirán lo contrario, pero la multitarea, de por sí, no es buena ni mala. Las personas podemos hacer dos cosas a la vez: podemos pensar mientras lavamos los platos, podemos cepillarnos los dientes mientras nos miramos al espejo, podemos conducir mientras hablamos con nuestra familia en el coche… pero el principal problema es que no podemos hacer dos cosas a la vez que requieran de cierta concentración, como veremos más adelante.

Qué significa hacer monotarea

En cambio, hacer monotarea significa hacer una sola tarea a la vez, concentrándonos en ella y haciendo todo lo necesario para terminarla de la mejor manera posible en el mínimo tiempo (si queremos ser eficientes, ¡claro está!).

En cualquier caso, la monotarea significa dejar de lado todo lo que no sea esa única tarea, no tener nadie ni nada que nos interrumpa en nuestra tarea. Evidentemente, evitar las interrupciones externas es algo muy importante, pero debemos hacerlo con mucho cuidado.

En la vida hay muchas personas muy poco productivas… y aún así, nosotros podemos seguir siendo productivos

Cómo gestionar la multitarea

Por qué la multitarea es la mayor causa de improductividad

Lavar los platos, cepillarnos los dientes, conducir… son tareas que hacemos automáticamente sin siquiera pensar lo que estamos haciendo. En cambio, pensar, mirar, hablar son cosas que requieren nuestra atención. Como vemos, podemos hacer dos cosas a la vez, mientras solamente una de ellas requiera nuestra concentración.

En cambio, en general, no podemos escribir una cosa y hablar de otra a la vez. No podemos escribir este artículo y atender una llamada de forma simultánea. Tampoco podemos estar concentrados en nuestro trabajo y estar pendientes del móvil, del correo o de cualquier otro tipo de notificación. En esos caso, realmente, nuestro cerebro deja una tarea de lado para concentrarse en otra, y el proceso de volver concentrarnos en la tarea importante nos quita muchísimo tiempo y una energía increíble.

Tal y cómo comenta Elsa Punset en este vídeo, ¿hacemos multitarea por obligación, o por qué nos gusta? Hacer más de una tarea a la vez hace que nos sintamos mejor, pero por muy bien que nos podamos sentir, somos menos productivos. Según algunos estudios, la multitarea nos hace perder entre un 20 y un 40% de nuestro tiempo, así que es algo a considerar si realmente lo que estamos buscando es la optimización de nuestro tiempo dedicado a estas tareas.

Por lo tanto, personalmente intento dejar de lado cualquier tipo de multitarea, incluso la que comentábamos al principio. Mientras estás lavando los platos, ¿qué mejor que concentrarte en lo que haces y dejar de pensar por un momento? Mientras nos cepillamos los dientes, lo mismo. Quizá la única excepción es cuando conducimos con compañía, aunque el placer de concudir solo y en silencio es algo para disfrutar.

Una muy buena forma de disfrutar de la monotarea es la respiración consciente, la clave para el control de nuestro cuerpo y nuestra mente.

Publicado en Organización Personal y etiquetado , .