¿Qué tal si haces solamente una tarea al día, ni más ni menos?

El otro día hablaba sobre qué son las Tareas Más Importantes y cómo fijarlas, algo que a mi me ayuda muchísmio a avanzar día tras día, semana tras semana, sin perder los objetivos de mis proyectos de vista. Escribiendo todo eso me acordé de un artículo de Raúl Hernández González titulado Una tarea al día. Nada más que me llamó mucho la atención cuando lo leí hace varios meses, pero que no había recordado desde ese momento.

Una tarea al día

Tareas clave

Raúl en su artículo habla de las tareas clave, un concepto parecido al que yo usé para explicar las Tareas Más Importantes, que deben suponer un avance significativo hacia nuestros objetivos. En general, mucho de nuestro tiempo lo dedicamos a cosas que no tienen ningún tipo de relevancia, que no nos llevan a ningún sitio, sin avanzar y sin conseguir todo lo que nos proponemos.

¿Pero de verdad no somos capaces de dedicar una puta hora de nuestro día a hacer algo siginificativo, una de esas tareas clave que nos hagan de verdad avanzar?

Yo creo que sí, y que eso debería ser una prioridad en nuestras vidas. ¿Qué te parece si hacemos solamente una tarea al día, ni más ni menos?

Hacer una tarea al día

Siguiendo con las Tareas Más Importantes, creo que es fundamental tenerlas claras para conseguir eso: hacer (como mínimo) una tarea clave al día. ¿Te das cuenta que hacer una tarea clave al día significa 365 tareas clave a lo largo de un año? Personalmente, la verdad, me intento imaginar 365 tareas clave y la verdad es que dudo que llegara a conseguir alcanzar una tercera parte de ese número.

Si realmente trabajamos para hacer una tarea clave al día, 365 tareas clave al año, nuestra vida puede avanzar a ritmo estrepitoso, podemos profundizar en muchos de nuestros proyectos e incluso hacer cosas por las que nunca hemos tenido tiempo. ¿Cuántas cosas puedes hacer en un año?* Muchísimas, sin duda. Imagínate con 100 años que vas a llegar a vivir.

Antes de hacer una tarea al día…

Tenemos que saber en qué queremos enfocar nuestra vida. Hacer una tarea al día es muy, muy fácil. Hacer una tarea clave para cumplir nuestros objetivos y seguir adelante en la dirección adecuada no es tan fácil. Lo que nos acaba echando atrás, como mínimo a mi, a hacer una tarea clave de forma diaria es el hecho de no saber exactamente en qué dirección debemos ir. Pensar demasiado nos hace actuar demasiado poco.

En ese sentido, si ya sabemos cómo somos y cómo queremos ser (o sea, nuestra visión de vida) y tenemos una misión personal definida, lo mejor que podemos hacer es tener claras nuestras áreas de responsabilidad actuales y fijar nuestras tareas clave según los objetivos que queremos llegar a conseguir en nuestras vidas.

Cómo marcar las tareas más importantes (TMI) de nuestra semana para avanzar en nuestros proyectos

Publicado en Organización Personal y etiquetado .