Ladrones de tiempo

Los ladrones de tiempo no existen, el único ladrón eres tú

Efectivamente: los ladrones de tiempo no existen. Estamos acostumbrados a decir que las interrupciones “nos roban el tiempo”, pero realmente los únicos que permitimos o no permitimos las interrupciones somos nosotros mismos. En ese sentido, me ha gustado mucho el artículo ¿Quién permite las interrupciones? de David Sánchez en su blog Control y Perspectiva, donde […]

7 cosas que nunca hago al comienzo del día

Empezar bien el día sabiendo lo que no tenemos que hacer

Tener una buena forma de empezar el día es imprescindible para ser productivo. Tener una buena rutina para empezar la mañana y ponernos a trabajar cuanto antes, lo más concentrado posible y aprovechando al máximo nos ayuda a que el día funcione mucho mejor. Seguro que a ti también te pasa: si empiezas el día […]

9 formas de enfocarte para avanzar en tus objetivos

Hace ya bastante tiempo que leí un artículo de Ciara Conlon en lifehack, pero había dejado este artículo de lado porque tenía muchos otros temas por escribir que también me interesaban. Ciara en su artículo cita siete formas para encontrar el enfoque adecuado y poder hacer las cosas que tenemos que hacer, yo he querido […]

3 rutinas que nos permiten recuperar el trabajo tras las interrupciones

Las interrupciones son habituales en nuestro día a día. Podemos intentarlas minimizar, pero nunca conseguiremos evitarlas al 100%. Es por este motivo que es importante ser conscientes de qué estábamos haciendo y qué tenemos que hacer tras la interrupción para perder el mínimo tiempo posible y, especialmente, la mínima energía. Saber decir que no Lo […]

Multitarea, ¿es buena o mala? ¿cómo gestionarla?

La multitarea es un tema que va saliendo de forma recurrente en mis artículos, pero que nunca había dedicado un artículo entero a hablar de ella. Ha llegado el momento. Hacer multitarea significa, como el propio nombre indica, hacer múltiples tareas. Nada más, así de sencillo. Algunos dirán lo contrario, pero la multitarea, de por sí, no es buena ni mala. Las personas podemos hacer dos cosas a la vez, pero no podemos hacer dos cosas que requieran de nuestra total concentración. ¡Vamos a verlo!