Los principales problemas que te impiden mejorar tu productividad

Llevo más de 10 años con mi blog... y las cosas cambian mucho. El contenido de este artículo no siempre representa mi opinión actual sobre el tema.

Hoy vamos a hablar de problemas. De los problemas que tu y yo tenemos o hemos tenido a la hora de trabajar de forma productiva. De los problemas que te impiden mejorar tu productividad.

Tras haber definido qué significa para ti ser productivo, es importante dedicar un rato a pensar qué es lo que está impidiendo que llegues a ser productivo. Si tienes identificados cuales son los principales problemas que te impiden mejorar tu productividad, será mucho más fácil atacarlos uno a uno para reducirlos y aprovechar mucho más el tiempo.

A todos nos ha pasado: llegas un día por la mañana, muy motivado con lo que tienes que hacer, con muchas ganas de comerte el mundo, y de repente te encuentras a un compañero que te pide cinco minutos para hablarte sobre cómo crees que es mejor enfocar cierto tema de trabajo.

Resulta que no son cinco minutos, sino que se alarga media hora. Tú, con muy buena fe y con ganas de ayudar, acabas de hablar con el compañero y te pones a pensar cosas sobre cómo podrías ayudarle a solucionar ese problema… aunque no sea mi responsabilidad, supongo que es importante para la empresa.

De repente suena el teléfono, es un cliente con el que hace tiempo que no hablas. Solamente te llamaba para pedir verte la semana que viene, pero hace tanto tiempo que no sabes nada de él que se enrolla tanto que pasan diez minutos antes de decírtelo.

Para acabar la llamada, le dices al cliente que tienes una reunión en cinco minutos y te despides muy educadamente. Evidentemente eso no es verdad, has recordado lo que tenías que hacer, eso que tantas ganas tenías de hacer cuando te has levantado para comerte el mundo.

Pero tienes a medias lo de tu compañero, así que decides dedicar cinco minutos a acabar de redactar un correo para mandarle con las ideas que tenías… cinco minutos que acaban siendo veinte.

Creo que mejor dejarlo aquí, porque podría alargarlo y alargarlo hasta llegar a la hora de salir del trabajo.

¿Cuantas veces te han pasado cosas así? Estoy seguro que muchas más de las que te gustaría.

Problemas para mejorar la productividad

Estos son los principales problemas que te impiden mejorar tu productividad personal

Estrés

El estrés es parte de tu vida: por muy tranquila que sea tu forma de ser, en algún momento u otro te estresarás y notarás los efectos del estrés en tu vida. Tienes que tener en cuenta que, por muchas cosas que tengas que hacer, mucho trabajo, muchos problemas… cuando te estresas, no haces ni la mitad de las cosas que podrías llegar a hacer.

Si intentas trabajar bajo la sensación de estrés, te acabarás estresando todavía más y no conseguirás concentrarte en lo que debes hacer. Debido a eso, acabarás perdiendo el tiempo y aumentando tus problemas con la productividad, así que el primer paso para ser más productivo es aprender a reducir y evitar el estrés.

Apréndelo todo sobre el estrés en este artículo.

Procrastinación

¿Todavía no sabes qué es la procrastinación? Cuando descubres qué significa, parece que todo lo que te ha estado sucediendo pasa a tener un nombre. Descubres por qué estás siendo tan poco productivo. ¡Estás procrastinando!

La procrastinación es uno de los grandes problemas que te impiden ser más productivo, así que es imprescindible aprender a dejar de procrastinar en tu día a día. En este artículo te cuento qué es la procrastinación, varios motivos que te hacen procrastinar y algunos consejos para dejar de procrastinar en tu día a día.

Interrupciones

Las interrupciones, ¡qué problema más grande! ¿Verdad que sí? Pero, deja que te lo diga, el problema no son las interrupciones en sí, sino que no sabes gestionarlas de la forma adecuada. Cosas que te interrumpen, personas que te interrumpen, tú te interrumpes a ti mismo… ¡cuantas interrupciones en tu día a día!

Ser consciente de ello es el primer paso, imprescindible para ser capaz de evitar las interrupciones y minimizarlas, reducirlas tanto como puedas de forma que te distraigan lo mínimo posible. Para conseguirlo, hay algunos elementos que son imprescindibles. Te lo cuento en este artículo sobre Cómo evitar las interrupciones.

Intentar gestionar el tiempo

Vivimos en un mundo en el que siempre hay, y siempre habrá, más trabajo por hacer que tiempo disponible para hacerlo. Todos estamos sobrecargados de trabajo. Es por este motivo que la gestión del tiempo se popularizó en su momento como la mejor forma de mejorar la productividad.

Pero hay algo que tienes que saber: la gestión del tiempo no existe. No hay forma alguna de gestionar el tiempo. En tu vida, en la mía y en la de todos los que nos rodean, todos tenemos la misma cantidad de tiempo, así que por muy bien que intentemos gestionar el tiempo… seguiremos teniendo la misma cantidad de tiempo: 24 horas al día, 7 días a la semana, 12 meses al año.

Desmontar el mito de la gestión del tiempo es uno de los primeros pasos para ser más productivo.

Intentar gestionar las prioridades

De la misma forma que la gestión del tiempo no existe, intentar gestionar las prioridades tampoco tiene ningún sentido. Las prioridades no pueden fijarse con anterioridad, ya que van cambiando según las circunstancias.

Es por este motivo que los Sistemas de Productividad te ayudan a escoger qué es lo que tienes que hacer en cada momento.

Aprende más sobre esto en mi artículo sobre la gestión de prioridades.

Tus problemas para mejorar la productividad

Es por este motivo que un paso muy importante para mejorar tu productividad es saber cuales son tus principales problemas.

Las circunstancias tuyas y las mías son distintas, algunos problemas para mejorar la productividad pueden ser los mismos, pero estoy seguro que algunos de tus problemas no serán los que yo me he encontrado para mejorar mi productividad.

En ese sentido, te invito a reflexionar sobre tus principales problemas. Intenta definirlos de la forma más precisa posible. Intenta también separar problemas, enumera de forma separada cada uno de tus problemas para así poderlos atacar de forma independiente. ¡No te olvides de dejarlo por escrito en los comentarios!

Para que tengas una idea de cómo puedes enfocar tu forma de pensar en los problemas para mejorar la productividad, voy a ponerte algunos ejemplos de lo que me han dicho otras veces cuando he preguntado a otras personas por sus problemas para mejorar la productividad. Vamos a poner tres ejemplos:

  • El mayor problema de Mateo es la carga de trabajo. Él siempre actua priorizando las distintas cosas que tiene que hacer, pero hay días que se le hacen muy cuesta arriba por la cantidad de trabajo que tiene que hacer.
  • El problema principal de Sandra es no ser capaz de llevar a cabo una sola tarea a la vez, a la mínima que se despista va haciendo varias simultáneamente según le vienen a la cabeza.
  • Por su parte, lo que más le cuesta a Fernando es solucionar imprevistos y volver a las tareas con las que estaba, es decir, la incapacidad para priorizar las tareas y adecuarse a las circunstancias de cada momento.

Recuerda que si quieres aprovechar bien todo el contenido de Organización Personal, es imprescindible que pases a la acción.

Hoy quiero que reflexiones sobre cuales son tus principales problemas para mejorar tu productividad y dejes tu respuesta en los comentarios.

Sigue leyendo sobre los problemas que te impiden mejorar tu productividad

Para ser productivo tienes que gestionar tu vida, no tu tiempo

Cómo dejar de gestionar el tiempo y pasar a gestionar tu atención

by Jordi Sánchez | 2 de abril de 2015 | Hábitos, Problemas para mejorar tu productividad ¿Ya te has quitado de la cabeza la gestión del tiempo? Sí, por si todavía no lo sabes, la gestión del tiempo no existe. Es un mito. No hay forma alguna de gestionar el tiempo. Siempre tendrás 24 horas al día, 7 días a la semana, 12 meses al Seguir leyendo Tenemos demasiada información y eso puede saturarte: no te dejes amargar por la acumulación de información

Síndrome de acumulación de información

by Jordi Sánchez | 13 de abril de 2015 | Problemas para mejorar tu productividad El otro día te hablaba de la planificación, algo imprescindible en tu vida, pero que muchas veces puede suponerte sobreplanificar y, por lo tanto, quedarte en la etapa de planificación, sin actuar, cuando quizá es más importante pasar a la etapa de HACER. Otra de las cosas que a menudo puede Seguir leyendo Productividad y tiempo: la gestión del tiempo no existe

Gestión del tiempo: la guía definitiva para gestionar el tiempo

by Jordi Sánchez | 2 de abril de 2015 | Problemas para mejorar tu productividad, Productividad Vivimos en un mundo en el que siempre hay, y siempre habrá, más trabajo por hacer que tiempo disponible para hacerlo. Todos estamos sobrecargados de trabajo. Es por este motivo que la gestión del tiempo se popularizó en su momento como la mejor forma de mejorar la productividad. Desmontando Seguir leyendo Cómo dejar de procrastinar

Cómo dejar de procrastinar, la guía definitiva para evitar la procrastinación

by Jordi Sánchez | 29 de septiembre de 2015 | Hábitos, Paso 4: Reflexionar o evaluar, Paso 5: Hacer, Problemas para mejorar tu productividad Cuando descubres qué significa la palabra procrastinación, parece que todo lo que te había estado pasando adquiere una dimensión distinta. Descubres el motivo que te ha estado haciendo tan poco productivo: la procrastinación es uno de los mayores problemas para ser productivo, así que es imprescindible aprender a dejar Seguir leyendo Productividad Personal: las notificaciones no molan

Las notificaciones no molan

by David Torné | 10 de diciembre de 2015 | Hábitos, Problemas para mejorar tu productividad

No molan, en serio. Intentas recordar algo, evitar que se te pase algo importante y ¿qué haces? Recorres a una herramienta para que te dé un aviso (o varios). Entregas tu confianza a una aplicación para que te avise a través de una ventanita, un mensaje de texto y

Seguir leyendo Cómo evitar las interrupciones en el trabajo

Cómo evitar las interrupciones en el trabajo para ser más productivo

by Jordi Sánchez | 15 de octubre de 2015 | Hábitos, Paso 5: Hacer, Problemas para mejorar tu productividad Habitualmente uno de los inconvenientes que seguro que tienes para trabajar de forma productiva son las interrupciones: cosas que te interrumpen, personas que te interrumpen, y tú, que te interrumpes a ti mismo, a veces sin ni siquiera darte cuenta. Ser consciente de ello es imprescindible para ser capaz Seguir leyendo

Jordi Sánchez

Soy Jordi Sánchez, y ayudo a freelance saturados a organizar, sistematizar, automatizar y delegar en su negocio digital. Tras 10 años de experiencia con mi empresa de contenidos digitales, gestionando +20 trabajadores, ayudo a freelance a dejar de ser soloemprendedores para convertirse en dueños de su negocio para que puedan centrarse donde realmente aportan valor y vivir una vida más tranquila. Formar equipo en mi empresa cambió tanto mi vida, que decidí ayudar a cambiar la vida de otros emprendedores :)

48 comentarios en «Los principales problemas que te impiden mejorar tu productividad»

  1. Hola.
    1.- Me siento súper identificada con lo que escribió Gloria, en particular con sus problemas del tercero al quinto: búsqueda y organización de información y perfeccionismo.
    2.- Otro gran problema que tengo es la procrastinación: aplazar las cosas difíciles, complicadas, molestas, etc., y darle preferencia a lo más fácil o a «lo que me apetece más» en ese momento. Una dificultad ENORME para ponerme en marcha. Puedo pasarme hasta una semana intentando iniciar algo ya decidido.
    3.- No saber por dónde comenzar: a) porque es mucho trabajo y me abruma, b) porque, aunque sea mucho, no lo tengo a la vista y me quedo con la idea de que era poco.
    4.- Dificultad para definir el siguiente paso que debo dar. (Indecisión en general).
    5.- Dificultad para determinar qué es más importante. A veces me doy cuenta de lo que era mejor hacer primero hasta que he finalizado otra acción menos importante (relacionado con los dos anteriores).
    6.- Periodos de total falta de motivación, con o sin pérdida de sentido de la actividad en cuestión.
    7.- Periodos de concentración escasa o nula.
    8.- Inconstancia: intento algo para mejorar mi productividad, p. e. hacer listas, establecer horarios, llevar una agenda… pero al poco tiempo los abandono y vuelvo a lo mismo. Soy experta en hacer planes de organización muy bonitos que no logro implementar exitosamente… Falta de orden y de disciplina.
    9.- Periodos de uso «descontrolado» de internet (muy relacionado con la búsqueda de información e ir de link en link hasta el infinito).
    10.- Lentitud. Siento que todo lo que hago me toma mucho más tiempo del que debería, las horas vuelan como si fueran minutos y yo no termino, lo cual me agobia.
    ¡Menuda lista de problemas la mía! :(

    Responder
      • Pues, ya he empezado. Cuando veo que me estoy poniendo perfeccionista, me digo a mí misma que haga «lo mínimo indispensable» o «lo más básico». No se trata de hacer un trabajo mediocre, sino de evitar quedarme atorada tratando de mejorar hasta el más mínimo detalle, pero es difícil y, además, insuficiente.
        Creo que necesito tener mayor control para ponerme un alto cuando paso horas y horas buscando/leyendo información (relevante o no), descargando cosas de internet, en las redes sociales o procrastinando de cualquier manera con o sin mi computadora, pero no sé cómo lograrlo…
        ¿Alguna sugerencia?

      • Hola Flor,
        Es una muy buena forma de empezar. A partir de ahí, busca otras formas de limitarte: siempre hagas lo que hagas ten muy claro el objetivo y busca la forma de darte cuenta de que no estás avanzando para centrarte en lo realmente importante.

  2. Mis mayores problemas para ser productivos son:

    1.- Manejo de la enorme lsita de tareas
    2.- Poder priorizar para delegar
    3.- REalizar las tareas repetitivas lleva mucho tiempo
    4.- Procastinación
    5.- Reuniones poco efectivas

    Responder
  3. Hola. A veces no me doy el,tiempo de sentarme a pensar que objetivos quiero lograr. Otras veces tengo mas menos claros los objetivos pero me es más fácil procastinar y me » auto boicoteo» sin lograr terminar las tareas. Además todo me parece interesante por lo tanto me pongo muchas metas a la semana, querer modificar muchos hábitos y termina todo a medias. A veces me pongo mas en campaña en que mi pareja tenga herramientas para resolver problemas en vez de preocuparme de que yo mejore.

    Responder
  4. Una de mis áreas de oportunidad, prolongar mi jornada de trabajo, trabajar más de 9 horas lo considero no productivo en mi puesto como ejecutivo, Priorizar temas de urgencia sería otro tema y por último, agendo mis actividades pero se me olvidan, algo como perder el seguimiento. Saludos.

    Responder
  5. Buenos dias:
    Yo hace poco que he iniciado una aventura profesional autonoma, y de momento estoy yo solo en el departamento, por lo que todo lo hago yo. Eso unido a la negasta gestion que hizo mi antecesor y que ahora tengo que arreglar yo, pues es complicado.
    Mis problemas son:
    -Un nivel de interrupciones importante, bien por llamadas de telefono, bien por clientes que se presentan en el despacho sin cita previa.
    -Tengo un gestor de tareas, Nozbe, que me gusta, pero que no considero que utilice sufientemente bien. Ya que no cumplo prioridades, y voy haciendo acciones que tengo apuntadas en el, pero sin seguir un orden.
    -Tambien tengo una especial habilidad para las tareas sencillas y procrastino las complicadas, siendo mucho mas importantes estas segundas.
    -Todavia no tengo el habito de anotarlo absolutamente todo.
    -Problemas de concentracion, con la realizacion de tareas.
    -El correo electronico, aunque he reducido las veces que entro en el, estoy mucho tiempo cuando lo hago, no se como gestionarlo a traves de Nozbe.
    -Creo que mis contextos/etiquetas/categorias, no estan bien definidas, o el gestor de tareas no me permite filtrarlas de manera correcta.
    -No saber incluir mis tareas en el calendario, (creo que es importante)
    En fin…ya ves que no son pocas.

    Responder
  6. mis problemas principales a la hora de hacer las cosas que tengo que hacer:
    1.- a pesar de saber que hacer no puedo evitar las distracciones o caer en la falsa producitivida al hacer cosas que no estan dentro de mis objetivos
    1a.- no se definir mis objetivos.
    2.- no se priorizar porque en cuanto me cae una interrupcion prefiero hacerla y regresar olvidando en que me quede
    3.- no se decir que no. por pequeño que sea el favor termino haciendolo
    4.- soy perfeccionista a la hroa de completar ciertas tareas que no merecen la pena tanta dedicacion, ejemplo una memoria tecnica o un correo.
    5.- por lo tanto no se delegar tareas ya que no confio en que esa persona haga la tarea como yo lo haria.
    uff son muchos.

    Responder
  7. Mi principal problema es saber que tengo que hacer realmente. Muchas veces que pasa que aunque quiero hacer una lista de «pendientes» termino poniendo solo 2 o 3 cosas… aunque en realidad no soy conciente.
    Luego, logicamente, al momento de hacer, termino haciendo muchas, la mayoria a medida que surgen o me acuerdo, pero ninguna estaba en la lista. Lo que me da sensación de un lado de «no tengo nada que hacer, puedo relajarme» y por el otro el «picazión de saber que lo anterior no es cierto, pero no tengo presente por qué».

    Responder
  8. Mis problemas son los siguientes:
    1.- El telefono y las visitas de compañeros acaban robandome muchas horas y no conseguir ni la mitad de mi lista de tareas
    2.- Tiendo a hacer lo fácil y a procrastinar las complicadas, por lo que tardan en salir

    Responder
  9. Uno de mis mayores problemas es la procrastinacion, dejarlo todo para ultima hora.Sobre todo las tareas que me resultan desagradables como mirar el correo.
    Tampoco tengo costumbre de apuntar nada, todo lo llevo en la cabeza y estoy constantemente dandole vueltas para que no se me olvide.
    Hay dias en los que me faltan horas, mientras qie hay otros que dispongo de tiempo y sin embargo no adelanto nada de lo que tendria que hacer.

    Responder
  10. Me veo reflejado en muchos / muchísimos de los problemas expuestos por otros. Supongo que como consecuencia de ello, por el cúmulo de problemas y mi incapacidad para resolverlos o gestionarlos, he de sumar el desánimo y falta de motivación. La tentación de tirar la toalla está muy presente… (tranquilos, no lo haré)

    Responder
  11. – Yo también invierto mucho tiempo para responder mail sin demasiada importancia. Buscando un tono que no sea demasiado serio ni demasiado desenfadado, que no de lugar a equívocos….
    – Falta de concentración. Unas veces es por mi propia falta de concentración y otras por el ruido y ajetreo alrededor: teléfonos, conversacines de compañeros etc
    – Dificultad enorme para dejar de buscar información en la web. Cada página tiene enlaces de interés que te llevan a otras y así hasta el infinito.
    . No sé dónde cortar en esa búsqueda de información.
    . Me cuesta organizar lo que voy encontrando y que luego me servirá para mi informe. Lo voy pegando en word pero … a veces olvido la dirección y cuando necesito volver a la página no la encuentro …etc
    – Dificultad para acabar un informe: el texto siempre se puede mejorar, la estructura del documento, los párrafos, el orden, los gráficos …etc. Desde que se hace un primer borrador hasta que todo se maqueta …etc se invierte mucho tiempo. ¿Es productivo? ¿Se debería invertir algo menos en revisar que el tamaño de letra, los ejes de los gráficos, los colores ..etc sean los ¿adecuados ? y dedicar ese tiempo ( que es mucho) a otras cosas?
    – En ocasiones sentir que lo que estoy haciendo no es útil.
    – Insatisfacción con la tarea realizada. No me acaba de gustar

    Responder
  12. Son muchos los problemas que tengo en mi oficina que me impide ser productivo.
    paso a detallarlos, pensando en algunos de ellos …
    * Delegar tareas – mi escritorio se llena de papeles y mails para contestar. y me digo ya que estoy lo resuelvo . Tambien, quizas no soy muy claro con las tareas que delego, o me faltaría explicar exactamente lo que necesito de las personas a quien les doy responsabilidades.
    * Crear habitos. sucede que doy una orden para que se realice una tarea de determinada forma … ej: se debe actualizar datos de todos los clientes que tenemos a medida que los mismos vengan a la oficina. Esto se realiza por poco tiempo y luego queda en la nada.
    * Controlar –
    * Perdidas de tiempo, veo con mucha preocupacion que mis empleadas estan mucho tiempo con sus celulares, recibiendo y enviando mensajes
    * El tiempo nunca alcanza para terminar con la tarea administrativa.
    * Necesito que la oficina camine sin estar yo presente.
    Bueno, por lo que verais es muy necesario para mi, resolver el tema de la productividad, para dedicarme directamente a lo que es mi profesion de Productor Asesor de Seguros, y no lo que hago actualmente de ser un empleado lleno de papeles y ademas PAS

    Responder
  13. Mis problemas con la productividad son el no saber decidir que tarea escoger. Todas son urgentes, las clasifico y como todas son urgentes hago procrastinación y realizo otras tareas que sí tengo que hacer pero nó en ese momento. Llega el fin de semana y tengo tantos informes oara cerrar que me crea una tensión tremenda. No todos los informes son para el lunes pero como sé que los tengo que cerrar, me tiro todos los fines de semana trabajando.

    Responder
  14. Me cuesta delimitar el origen de mi problema. Alterno momentos resolutivos con otros de total apatía, en el que no soy capaz de arrancar. Y es ahí donde me paro a pensar si el huevo va antes de la gallina o viceversa. Puede ser que esa falta de confianza provenga de no tener un plan concreto y una lista de tareas ordenada y visible, para evitar agobios, o que esa apatía es la que me incita a no organizarme… Me inclino más por lo primero y es por eso por lo que estoy aquí. Por poner un ejemplo, mi Empresa ha dado un paso a la modernidad y nos ha dotado de un sistema (escritorio compartido entre PC, Smartphone o Tablet, accesible también vía web) con listado de tareas y agenda que se sincronizan en todos mis dispositivos a cada paso que doy. Pues bien, desde que estoy con dicho sistema, estoy apuntando todo (citas, tareas, reuniones, cada movimiento que hago), y me he vuelto mil veces más resolutivo, consiguiendo más confianza a cada paso; esto es lo que me hace inclinarme a pensar que una buena organización personal es la solución.

    Responder
  15. Sin duda alguna, decir NO, incluso a una nueva oportunidad, que nunca sabremos si era la más adecuada, pero decir SI a todo, conlleva no emplearse a fondo en nada. Cuando llevas un tiempo se siembra estratégica, de pronto salen muchas cosas e interesantes, y tener que elegir me cuesta un triunfo.

    Responder
  16. Mi principal problema son las interrupciones, y la consecuente falta de concentración al realizar la tarea que llevo entre manos.
    Además de esto, por mi profesión, la planificación diaria se puede venir abajo tan rápido como un castillo de naipes, ya que en ocasiones debo dejarlo todo para atender a un cliente, es lo que tiene prestar tus servicios a otros :-)
    Aunque esto ya lo comentamos por correo, los bloques de tiempo que me recomendaste, sólo los he podido cumplir antes del horario de atención al público, porque en cuanto abro la puerta y quito el contestador… puede ser un día tranquilo (los menos) en los que avanzo en todo lo que quiero, pero puede ser un día como el de ayer, en el que perdí totalmente el control y no avance en nada de lo programado.
    Un saludo, y un abrazo para todos.

    Responder
  17. Tengo una libreta repleta de tareas a realizar y me cuesta clasificarlas en importantes y urgentes, importantes y no urgentes, no importantes y urgentes…En ocasiones todas me parecen importantes, y no me decido por cuál comenzar. Al final, procrastino. Parálisis por análisis.

    Responder
    • La mejor solución: ¡no clasifiques/priorices! ¿De que te sirve saber si algo es importante o no lo es? ¿Será igual de importante dentro de dos horas o de dos días? Seguramente no. Iremos viendo las mejores formas de organizar las listas de tareas para que no se conviertan en larguísimas.

      Responder
  18. Mi mayor problema es ser resolutivo, es decir, tomar decisiones con cierta rapidez.
    A menudo soy demasiado perfeccionista o simplemente pienso demasiado las cosas que debería resolver con una simple acción. Por ejemplo, a menudo un simple mail de comunicación a un grupo de personas o de respuesta a una persona me cuesta 5 ó 6 veces más de lo normal porque analizo demasiado lo que escribo.
    Gracias Jordi por tu respuesta.

    Responder
  19. Supongo que el principal problema, como dije antes, es priorizar. ¿Qué tareas hago primero? Y esto no solo depende de criterios objetivos, ya que puede que haya algo urgente pero lo demores porque no te gusta o no te apetece hacerlo en ese momento concreto o bajo determinadas circunstancias…
    A esto se le suma «el inicio». Una vez decidido qué hago por las razones que sean, puede que te cueste «arrancar», por lo menos a mí me pasa; me cuesta un siglo arrancar! lo bueno es que una vez empiezo ya no me para nadie hasta que no acabo (lo cual podría suponer un problema de tiempo, si por una determinada razón debiera dejarlo a medio para finalizar o atender otra determinada tarea)…
    En fin, que los problemas son varios, aunque a veces no se den y vaya todo rodado ;)

    Responder
    • Priorizar es totalmente subjetivo, pero eso no significa que debamos tener en cuenta lo que nos gusta o no. Si tenemos que hacerlo (y realmente lo creemos), tenemos que hacerlo. Iremos viendo formas de priorizar que funcionan realmente bien, especialmente teniendo en cuenta las circunstancias, como tu mismo apuntas Francisco.

      Responder
  20. Tengo mucho frentes abiertos, y parece que de todos lados llega trabajo urgente. Por esto me cuesta priorizarlo y organizarme de forma que no pierda más tiempo del necesario

    Responder
    • Una de las cosas que tendrás que analizar es si tienes que cerrar frentes, si realmente lo que parece tan urgente quizá no lo es, o cómo puedes hacer que deje de ser urgente para tener más tiempo para hacerlo. Poco a poco :)

      Responder
  21. Mi mayor problema son dos:
    – Hay tareas que me cuesta horrores empezar y las voy retrasando
    – Una vez que estoy haciendo una tarea en concreto, me resulta muy fácil dejarlo a la mitad y despistarme con cualquier otra cosa.

    Responder
    • Hola Ferrán:
      Las primeras veces te costará decir NO pero una vez que aprendas, te sentirás muy satisfecho cuando lo digas porque al hacerlo, sabrás que ha sido un NO sincero. Hace poco leí que hay que decir que SÍ al 90% de las situaciones y un NO rotundo al 10% restante.
      Te animo a que lo intentes con cuestiones sencillas como decir que NO a algún favor sencillo tipo tirar la basura, fregar los platos… y seguir practicando con NO poder atender una llamada justo ahora que estoy en mitad de una tarea, o NO poder visitar por compromiso a tal vecino… y así hasta que poco a poco integres que cuando dices NO te estás haciendo un favor y sobre todo, que es imposible contentar a todo el mundo, así que habrá veces que no siente bien que digas que NO, pero tendrán que comprenderlo.
      Ya nos contarás qué tal.
      Saludos.

      Responder
      • Me parece una buena idea empezar con un 90% SÍ / 10% NO, pero es probable que poco a poco eso vaya pasando a un 90% NO / 10% SÍ. La vida tiene que estar enfocada por lo que nosotros pensamos y queremos, no por lo que nos obligan otros.

    • Hola Ferrán,
      te contesto porque yo estoy intentando cambiar también mis hábitos de «no saber decir no»; me gusta ayudar a la gente, me reconforta. Pero en el ámbito profesional mucha gente se ha aprovechado de ello en detrimento de mis intereses o, incluso, del respeto hacia mi; finalmente he dicho basta.
      La técnica que estoy empleando es pensar en dónde «me pongo» si digo «sí» o sí digo «no». Aunque todavía me cuesta mucho pues mi inercia es la del «sí», vuelvo a hablar con las personas y les explico que no puede ser.
      En mi caso he pasado directamente al 10% sí y 90% no. Aunque me toque rectificar un 80% de veces.
      Una última cosa, puede que parezca que cuesta rectificar, es decir, a quien le has dicho «sí» volver a hablar para decirle «no». Cuando te alejas y ves donde te has posicionado al decir «sí» y que no es justo para uno mismo, no tienes ningún reparo a rectificar.
      Saludo impaciente por que lleguemos al día que Jordi nos hable de ello. :)

      Responder
  22. Los principales problemas que he tenido yo con la productividad han sido:
    1. Saber qué debería hacer, pero por algún motivo, no hacerlo: tareas más fáciles, más rápidas, que me apetezcan más…
    2. Tener un sistema implementado por contextos, pero no usarlo: mirar toda la lista de tareas entera cada vez, en vez de mirar solamente las cosas que puedo hacer en cada momento.
    3. Tener un sistema de organización, pero no usarlo adecuadamente: tener cosas en la cabeza que no están apuntadas, tener cosas apuntadas que realmente no quiero hacer, tener cosas apuntadas que no puedo hacer hasta una cierta fecha, pero que a día de hoy no puedo hacer…
    4. No revisar mi sistema «porque me acuerdo que tengo que hacer X»…
    5. Intentar modificar GTD para adaptarlo a mi… y caer en el intento.

    Responder

Deja un comentario