La perfección, ni existe, ni es buena compañera

la perfección no existe

¿Te consideras una persona perfeccionista? Si es así, te recomiendo que trabajes en ello y lo vayas corrigiendo poca a poco. Que, ¿por qué? La primera razón, porque la perfección no existe, así que buscar la perfección no te hace ningún bien. Ser perfeccionista es perseguir lo imposible. No te favorece en nada. Es más, seguramente que, debido a ello, estés siendo mucho menos productivo de lo que podrías llegar a ser. Y con más …

Lee el artículo completoLa perfección, ni existe, ni es buena compañera

Anticiparse es la clave del éxito

Anticiparse no siempre es fácil, pero siempre podemos intentar anticiparnos en cierta medida a lo que viene para conseguir mejorar nuestra productividad en el día a día. Anticiparse es la clave del éxito, eso está claro. Lo difícil es saber cómo anticiparse a lo que viene… sin saber lo que viene. En muchos casos anticiparse no es difícil: si tenemos una reunión, la preparamos con antelación. Si tenemos una charla, la preparamos con antelación.

Aprender a decir no es la base del éxito… y sí, a veces es muy, muy difícil

En la vida muchas veces tendremos que decir que no. Y muchas, demasiadas veces, diremos que sí y luego nos daremos cuenta que deberíamos haber dicho que no. Como dicen en El País, las personas más exitosas son las que más veces dicen qué no, ya que decir que no significa centrarnos en lo importante. Aprender a detectarlo y decir que no cuando creemos que es la mejor opción es fundamental para tener una vida feliz.

No te estreses: mantener la calma, la clave del éxito en momentos difíciles

Cuando tenemos problemas, las cosas no nos salen como esperábamos o debemos entregar un trabajo y creemos que no tenemos suficiente tiempo para hacerlo, es imprescindible mantener la calma. Mucha gente no lo sabe hacer y, por mucho que pueda intentarlo, acaba desfalleciendo en el intento. ¿Cómo podemos solucionarlo? ¿Qué debemos hacer en esos momentos de estrés en qué todo parece derrumbarse y no conseguimos centrarnos en lo que necesitamos hacer? ¡Mantén la calma!